haz click aquí

Testigo de Cargo: un film imprescindible con final ‘de película’

cine testigo cargo billy wilder agatha christie charles laughtonDe la misma manera que para el personaje de Persépolis, protagonista del artículo anterior, una de las personas más importantes y que más me han influenciado en la vida es mi abuela. Siempre ha tenido espíritu de artista, de pequeña me encantaba escucharla, su manera de contar historias, reales o de ficción, y la emociones que conseguía transmitirme con ellas me hipnotizaban haciendo volar mi imaginación.
Amar y disfrutar del cine es una de las muchas cosas que me ha enseñado. Con ella disfruté de mis primeras películas, son muchos los títulos que descubrí a su lado, desde los grandes clásicos como “Lo que el viento se llevó”, hasta películas tan inquietantes y perturbadoras como “La Pianista” de Haneke; la verdad es que aún hoy en día mucha gente se queda atónita cuando les digo que me la recomendó mi abuela.

cine testigo cargo billy wilder agatha christie charles laughtonCuando le comenté que había empezado a escribir artículos sobre cine en Nada Bueno, me dijo: “Escribe uno de “Testigo de Cargo”.
Me gustó la proposición, porque a pesar de que son muchas las películas que he compartido con ella, he de reconocer que tengo un recuerdo especial de ésta. Me había venido a pasar unos días de vacaciones con ella a Madrid, y una noche me propuso hacer una sesión de cine y chocolate (lo mío nunca han sido las palomitas), y me dijo: “Hija, ésta te va a encantar”.
Por supuesto, así fue. Me encantó la primera vez que la vi y me sigue encantando ahora, porque “Testigo de Cargo” es uno de esos clásicos que nunca pasan de moda y lo tiene todo para enganchar a cualquiera: Tensión, misterio, intriga, y un sorprendente giro argumental que figura en todos los manuales de cine de cómo hacer un buen guión cinematográfico. Éstos son sólo algunos de los ingredientes de este intenso drama judicial en el que salta a la vista la mano de uno de los grandes genios del séptimo arte, Billy Wilder, quien con esta película hizo un paréntesis en su trayectoria como director de comedia para demostrar que no había género que se le resistiera.

Rodada en el año 1957, la película está basada en una novela de otra de las grandes, Agatha Christie, la Dama del suspense, que nos regala una trama de las que engancha desde el primer minuto. El propio Wilder fue el que escribió el guión, aportándole a la historia ese tono de humor y cinismo tan característico de sus obras.

cine testigo cargo billy wilder agatha christie charles laughtonOtro de los grandes aciertos de la película es el reparto, encabezado por el galán Tyrone Power (que se convirtió en su último papel, falleció poco después debido a un ataque al corazón) y otra leyenda del cine, uno de los mayores mitos eróticos del celuloide, Marlene Dietrich.
Ambos actores están estupendos en sus roles, sobre todo la Dietrich, que a sus 57 años nos regaló uno de los mejores papeles de toda su carrera, fría y perturbadora, su actuación es magistral. Todavía recuerdo su famosa frase: nunca me desmayo porque no estoy segura de caer con elegancia… ¡Soberbia!

Pero sin duda la película no sería redonda sin la excepcional interpretación de Charles Laughton, el propio Wilder dijo de él que era el mejor actor con el que había trabajado.
cine testigo cargo billy wilder agatha christie charles laughtonLaughton está brillante en su papel de malhumorado, testarudo y perspicaz abogado. Las escenas que comparte con su enfermera, interpretada por la actriz Elsa Lanchester -con la que formaba matrimonio en la vida real- aportan a la historia los momentos más divertidos y los diálogos más ingeniosos del filme, además su química en pantalla es perfecta.

Para todos los actores, figurantes y técnicos que trabajaron en esta película, éste fue un rodaje muy especial; cada vez que abandonaban el set, se les obligaba a firmar un documento mediante el cual se comprometían a no desvelar el inesperado final de la historia. Y es que “Testigo de cargo” tiene uno de los desenlaces más antológicos de la historia del cine. Curiosamente en el propio visionado de la cinta, se implora al público que no desvele el fin de la misma, para que sus familiares y amigos puedan disfrutar plenamente de ella.

Así que como no quiero daros más pistas para no destriparos el final, simplemente os dejo con un pequeño adelanto de esta excepcional película, para que la disfrutéis, con o sin palomitas, pero eso sí, en buena compañía…

Comenta desde tu cuenta de Facebook:

Comenta de manera tradicional:

*